jueves, 19 de septiembre de 2013

LA FRASE NACIO EN EL GOBIERNO DE GETULIO VARGAS EN 1930-1945

    BRASIL     
EL PETRÓLEO ES NUESTRO, 
SUS SECRETOS DE LA NSA


Escribe  
FABIANA FRAYSSINET (*) 
 Nació en Buenos Aires, Argentina. 
Ha colaborado con IPS desde 1996, 
abordando con reportajes 
y coberturas internacionales.
18 se septiembre 2013


RÍO DE JANEIRO, 16 sep 2013 (IPS) El espionaje de Estados Unidos a la empresa Petrobras reavivó la polémica sobre la apertura de capital de la compañía, que desde la década de 1950 es símbolo de la soberanía brasileña. “El petróleo es nuestro”, la frase que nació con el descubrimiento de hidrocarburos durante el gobierno de Getulio Vargas (1930-1945) y fue lema de la fundación de Petrobras en 1953, acompañó el desarrollo de este país sudamericano.Pero cobró más fuerza en 1997, cuando el entonces presidente Fernando Henrique Cardoso (1995-2003) decretó el fin del monopolio estatal y abrió el camino a la participación privada en exploración, producción y refinamiento del crudo.El lema volvió a ser bandera cuando Petrobras descubrió millonarias reservas de

primera plataforma petrolera 100 por ciento brasileña, 
con capacidad para producir cerca de 
180.000 barriles de crudo y seis millones 
de metros cúbicos de gas por día. 
Crédito: Divulgación Petrobras/ABr
hidrocarburos a 180 kilómetros de distancia de su costa y a 7.000 metros de profundidad bajo una gruesa capa de sal (presal) en 2007. El espionaje industrial de Estados Unidos a Petrobras no sorprende, pues “la cuestión energética es un punto central de la política estadounidense”. – Tullo Vigevani Y se izó nuevamente en 2009, cuando el presidente Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2011) dispuso sustituir el modelo de concesión por el de reparto de la producción entre Estado y empresas privadas. Petrobras, una sociedad anónima de capital abierto, tiene en la actualidad al Estado como su principal accionista, pero sus secretos guardados a cuatro llaves –como el volumen de reservas o la tecnología de prospección y explotación de crudo y gas en aguas profundas que ha desarrollado podrían estar ya en manos del gobierno estadounidense y sus aliados. Según revelaciones del periodista estadounidense Glenn Greenwald, la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de su país espió a la mayor empresa de Brasil y a la cuarta petrolera más grande del mundo.
(Nota de Fabiana Fayssenet)

No hay comentarios: